El Cuerpo Superior de Inspectores de Seguros del Estado es el cuerpo de funcionarios públicos al que se encomienda la supervisión de los seguros privados y fondos de pensiones en España.

 

De acuerdo con esa función primordial, la mayor parte de los Inspectores de Seguros del Estado se encuentran destinados en la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones. No obstante, su amplia formación en temas legales, contables y financieros ha permitido tradicionalmente a los Inspectores de Seguros del Estado el desarrollo de labores diversas en distintos destinos dentro de la Administración.

 

Este Cuerpo Superior de funcionarios fue creado por la primera Ley de ordenación del Seguro Privado de 1908, sancionada por Su Majestad el Rey Alfonso XIII, creando el entonces denominado “Cuerpo Técnico de Inspección Mercantil y de Seguros”.


Su Majestad el Rey recibió en audiencia a una representación del Cuerpo Superior de Inspectores de Seguros del Estado, en 2008 con motivo de la conmemoración del centenario de su fundación.

 

A lo largo de sus 100 años de vida, este Cuerpo, uno de los Cuerpos Superiores más antiguos de la Administración Pública, ha sufrido numerosas transformaciones. En su historia más reciente, cabe destacar el Real Decreto de 20 de mayo de 1965, por el que se aprobó el nuevo Reglamento Orgánico del Cuerpo. El primer Reglamento era de 1912, que modificaba su denominación por la de “Cuerpo Técnico de Inspectores de Seguros y Ahorros”.

 

A partir de la Ley 30/1984, dicho Cuerpo Técnico se integró en el Cuerpo Superior de Inspectores de Finanzas del Estado, y en la Ley de Medidas Fiscales Administrativas y del Orden Social de 1997 volvió a sufrir otra transformación, segregándose en el actual Cuerpo Superior de Inspectores de Seguros del Estado.

 

Hoy en día, el Cuerpo Superior de Inspectores de Seguros del Estado tiene legalmente encomendadas las funciones de inspección y supervisión en el ámbito de los seguros privados, mediación de seguros y gestión de fondos de pensiones.

 

De forma análoga a las funciones desarrolladas en otras áreas de actividad financiera por el personal dependiente del Banco de España o la Comisión Nacional del Mercado de Valores, los Inspectores de Seguros supervisan la situación legal, técnica, económico-financiera, patrimonial y de solvencia, y actúan para proteger los derechos de los usuarios de productos financieros en caso de posible vulneración por parte de las entidades que operan en este sector. La labor desarrollada por estos funcionarios se centra en el ámbito financiero, y también tiene encomendadas competencias de regulación en relación a las materias mencionadas.